Acoso escolar: perfil del acosador.

El acoso escolar o bullying es uno de los fenómenos de los que solemos hablar en los últimos tiempos. Este fenómeno tiene consecuencias devastadoras y, en algunos casos encontramos desenlaces fatales para la persona que es víctima.

Tipos de Bullying:

El acosador o los “matones de clase” pueden llevar a cabo diferentes conductas para infringir miedo y dolor a la víctima. Además debemos de tener en cuenta que el acceso a las nuevas tecnologías ha ocasionado que el bullying no solo se lleve a cabo en las aulas, sino que es habitual que muchas victimas sean acosadas a través de las redes sociales.

Por ello, los profesionales hablamos de diferentes tipos de bullying:

  • Bullying físico: incluye el contacto físico (patadas, golpes, empujones, etc).
  • Bullying relacional: es aquel que tiene como objetivo que la victima no sea parte del grupo. Por ejemplo, no invitándole a cumpleaños.
  • Bullying verbal: el acosador expresa palabras inadecuadas hacia la victima (insultos, amenazas, etc).
  • Bullying carnal: se caracteriza por comentarios machistas u obscenos. Además el acosador puede llegar a tocar a la victima en lugares intimos o presionar para que esta haga algo que no desea.
  • Ciberbullying: ocurre a través de las nuevas tecnologías.

Como es lógico las consecuencias sobre la victima de cualquiera de estas formas de acoso son devastadoras, te invito a leer este post donde vas a encontrar más información.

Perfil psicológico del acosador:

Los acosadores pueden presentar unas características físicas muy variadas. Pueden ser bajos, delgados, atléticos, etc. Sin embargo, los expertos tenemos claro su perfil psicológico ya que suelen presentar una serie de características comunes.

  1. Temperamento impulsivo y explosivo:

Se trata de individuos con pobre inteligencia emocional. Es decir, les cuesta identificar y manejar sus emociones. No suelen poseer grandes capacidades de autoconocimiento y por ello les cuesta gestionar y regular sus emociones.

El carácter del acosador resulta impulsivo, explotando a la mínima y dejando salir su ira sin ningún control.

  1. Necesidad de controlar a los demás:

Suelen mostrar una personalidad autocrática y llevan a cabo conductas antidemocráticas. Además presentan un pensamiento dicotómico, es decir, para ellos la única opinión que cuenta es la suya propia.

Así mismo, suelen disfrutar cuando dominan a los demás y se sienten superiores, ya que habitualmente presentan una autoestima baja. Por ello, buscan victimas “débiles y/o fáciles”.

 

  1. Manipuladores:

Su comportamiento suele tener siempre un objetivo: sus propios intereses. Es habitual que utilicen el chantaje para ocasionar miedo en sus victimas.

También es frecuente que utilicen la mentira, culpando a los demás antes que a sí mismos.

  1. Disfrutan y se sienten estimulados por la violencia:

Los acosadores buscan sentirse respetados y temidos, y el uso de la violencia es una de las mejores maneras de hacer que las victimas teman su presencia. Además, suelen disfrutar cuando las victimas son humilladas en publico, ya que es su expresión de poder.

  1. Poca capacidad de autocritica y baja tolerancia a la frustracion:

Al ser poco empáticos y poseer una baja inteligencia emocional, los acosadores se caracterizan por tener problemas a la hora de reconocer sus errores. Suelen culpar a los demás por sus fracasos.

  1. Falta de empatía:

Una de las características más destacadas que suelen presentar estos individuos es que carecen de empatía. Es decir, son incapaces de ponerse en la piel de aquellos que les rodean y por eso se muestran fríos y hostiles. Ten en cuenta que es difícil que un individuo haga daño a otro si es capaz de ver su sufrimiento y ponerse en sus zapatos.

  1. Pensamiento rígido:

La intolerancia convierte a estas personas en poseedoras de un pensamiento rígido. No son personas a las que les guste dialogar o que tengan una actitud positiva respecto al consenso. Es decir, aquello que no encaja con sus ideas o sus creencias está mal. Ellos poseen la verdad absoluta ya que piensan que es la única verdad que existe.

  1. Desafian normas:

Es habitual que sean personas conflictivas y que infrinjan las normas continuamente. Es decir, llevan a cabo conductas irresponsables y odian ser controladas. Pero, utilizan el odio y el enfado para controlar a los demás.

¿Y sí es mi hij@ quien ejerce el acoso escolar?

Responder a esta pregunta es complicada… A nadie le gustaría imaginar que su hij@ pueda tener este tipo de conductas. Pero los niños y niñas agresores también tienen padres, así que es mucho mejor plantearnos qué señales nos indican que nuestro hij@ puede estar ejerciendo ese papel. Ten en cuenta que la prevención desde casa es de las mejores soluciones.

Además de las características de personalidad que te he contado un pelin más arriba pon atención sobre estos aspectos:

  • Pone motes a otros niñ@s: es una de las conductas de acoso más frecuentes. Es decir, si escuchas a tu hij@ calificar a un compañero de esta manera es hora de actuar, eduquémoslo.
  • Reirse de forma cruel de un compañer@: cuando te cuenta que se ha reído mucho en clase ya que X se ha equivocado cuando la profe le ha preguntado. Está conducta es también muy frecuente en el acoso, reírse de los demás. Explícale que es normal equivocarse y aprovecha para fomentar la empatía “cómo te hubieses sentido si te pasase a ti?”.
  • Sienten que no hablar a alguien es una buena solución: te cuentan “Y no le hablo a… ni yo ni mis amigas”. Tenemos que explicar que si hay un problema es fundamental hablarlo, y que no pueden influenciar a otras personas para que tomen parte del problema.

El acoso y la violencia es responsabilidad de todos. Debemos de tener en cuenta que el acoso escolar empieza en casa, trabajemos en una educación positiva. Si tienes dudas puedes escribirme para que pueda asesorarte de forma individualizada. Recuerda que contamos con Psicologo Intanfil en Majadahonda – Las Rozas.

Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Comentarios