Adicción a la cocaína

La cocaína es una de las drogas con efectos más perjudiciales sobre la salud física y mental. Además, presenta una gran capacidad de provocar adicción en aquellas personas que la consuman. A través de la terapia psicológica te podemos ayudar a desengancharte.

Caracteristicas de la cocaína:

 

La cocaína es una droga del grupo de sustancias psicoactivas. Este tipo de drogas producen una serie de efectos que estimulan el sistema nervioso central (detiene la reabsorción de la dopamina, un mensajero químico), principalmente sobre el cerebro. Además, se trata de una droga que produce una alta capacidad de producir adicción. Por lo que aún en pequeñas dosis puede ocasionar una gran dependencia. También produce una rápida tolerancia, es necesario consumir cada vez mayor cantidad para conseguir los mismos efectos. La persona no suele ser consciente de esto y por ello se inicia el ciclo de toxicidad que acompaña a la adicción a la cocaína.

La duración del efecto depende de la dosis, pureza y la forma de administración pero suele durar entre 20 minutos a varias horas.

La cocaína (también se la conoce como “crack” en su forma de pasta base) se obtiene a partir de las hojas de la planta de coca. Puede ser inyectada, esnifada o fumada. Al consumirla da lugar a lo que puede ser descrito como un aumento de energía y un estado eufórico de alegría.

Signos de la adicción a la cocaína:

 

Al inicio el consumidor sólo ve los efectos positivos de su consumo, es decir, sienten más energía o alerta mental. Sin embargo, el cuerpo reacciona de otra manera y en el se producen una serie de cambios: aumento de la presión arterial, de la temperatura corporal y del ritmo cardiaco son algunos de los efectos perjudiciales sobre la salud de la persona. Además, algunos adictos presentan otros síntomas como: paranoia, temblores, taquicardia o vértigo.

Hay algunos síntomas que te pueden indicar que alguien consume cocaína:

  1. Sentimientos de euforia.
  2. Estado mental de alerta.
  3. Disminución del apetito.
  4. Pupilas dilatadas.
  5. Ojos saltones y enrojecidos.
  6. Aumento de la temperatura corporal.
  7. Disminución del interés en actividades que previamente le eran placenteras.
  8. Necesidad de consumir más y más para lograr la misma “sensación”.

Conoce a nuestros profesionales

Efectos de la adicción a la cocaína:

 

El consumo habitual de cocaína puede provocar daños en las células cerebrales debido a los fuertes desequilibrios que se producen en los niveles de los neurotransmisores que intentan compensar los extremos fluctuantes. Podemos identificar los siguientes efectos:

EFECTOS FÍSICOS:

  • Nauseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Inquietud.
  • Ataques cardiacos.
  • Sinusitis, ronquera, irritación nasal.
  • Bronquitis.
  • VIH, Hepatitis A y B (causado por compartir agujas).

EFECTOS EMOCIONALES:

  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Paranoia.
  • Alucinaciones.
  • Humor inestable.

EFECTOS DE LA ABSTINENCIA A LA COCAÍNA:

  • Depresión.
  • Fatiga.
  • Insomnio.
  • Aumento del apetito.
  • Pensamientos suicidas.
  • Angustia.

Lo que debes saber de la adicción a la cocaína:

 

La cocaína es una droga que provoca efectos muy nocivos para la salud, tanto física como mental. Es incluso negativa en pequeñas dosis, siendo sus efectos más perjudiciales cuanto más tiempo se lleve consumiendo o cuanta más cantidad se ingiera. Además las consecuencias no sólo se centran en el ámbito personal, sino también afecta en el ámbito familiar y laboral.

Como hemos comentado se trata de una sustancia que provoca una euforia rápida y momentánea y que va acompañada de una ficticia sensación de bienestar e hipervigilancia, que hace que la persona se muestre más enérgico. Presenta también disminución del apetito y de la necesidad de dormir debido a la estimulación química de las vías dopaminérgicas de los centros de placer del cerebro. Así mismo, se inhiben los centros de autoregulación, por lo que es habitual que las personas presenten conductas desinhibidas que pueden llegar a poner en riesgo su vida o la de otros si por ejemplo conduce un vehículo bajo los efectos de esta droga.

El consumo de cocaína provoca una sobreexcitación del organismo. Aumentan los latidos cardiacos, la presión arterial y la temperatura corporal. Puede ocasionar también otros síntomas: ansiedad, temblores, irritabilidad, paranoia y comportamientos violentos. Tras un periodo de tiempo corto, que puede ir desde unos pocos minutos hasta una hora después del consumo, se produce el efecto contrario: fuerte caída del estado de ánimo acompañado de gran apatía. Este estado ha sido equiparado a entrar “repentinamente” en un estado depresivo.

Los más jóvenes, suelen compartir la creencia de que se trata de una droga sexual, con efectos similares a la viagra. Lo que suele ocasionar que la consuman de forma habitual. Con el agravante de que muchos de ellos la mezclan con alcohol u otras sustancias tóxicas, lo que dificulta aún más el tratamiento.

Tratamiento para la adicción a la cocaína:

En Psicología Monzó contamos con psicologos expertos en adicciones en las Rozas y queremos ayudarte a dejar el consumo de cocaína. Mediante la terapia podrás abandonar su consumo y mantenerte abstinente. Te ayudaremos a reconocer, evitar y enfrentar el consumo de cocaína. Aprenderás a reconocer y enfrentar aquellas situaciones en las que tienes más probabilidad de consumir cocaína. Contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Comentarios