Adicción al cannabis

En la actualidad, drogas como la marihuana o la cocaína, o la ingesta abusiva del alcohol, gozan de una gran tolerancia social y, de manera creciente, hasta familiar.

Por ejemplo, en el caso de la marihuana, el 18,8% de sus consumidores presentan evidentes síntomas de adicción. Desde las diferentes instituciones han señalado el peligro detectado en los nuevos consumidores, ya que la edad de inicio en el uso de esta droga ha bajado a los 15 años.

Síntomas de la adicción al cannabis:

Existen una amplia variedad de síntomas de la adicción al cannabis desde los posibles cambios en el comportamiento y el estado de ánimo, hasta los síntomas físicos o el retraimiento social. Los más comunes son:

  • La persona quiere dejar de fumar pero no lo consigue.
  • Fuma más cannabis o de forma más frecuente de lo que tenía previsto.
  • Dedica mucho tiempo a conseguir la sustancia, fumarla o recuperarse de los efectos del consumo.
  • La persona tiene deseo constante de fumar cannabis.
  • El consumo de cannabis afecta a su trabajo, su familia y/o sus estudios.
  • La persona sigue consumiendo a pesar de poner en peligro su vida o la de los otros.
  • Presenta síntomas de abstinencia física o emocional cuando intenta dejar de fumar dicha sustancia.

Efectos del consumo de cannabis:

La persona cuando consume cannabis presenta un “subidón” inmediato, una sensación general de felicidad, relajación y falta de inhibición. Por ello, es una sustancia que muchas personas consumen para relajarse. La persona puede sentir que sus sentidos están más sensibles (el gusto, la vista, el olfato o la audición). Es común que la persona presente las pupilas dilatadas y los ojos inyectados en sangre.

Los efectos negativos a corto plazo del consumo de cannabis serían:

  • Mala coordinación, mal equilibrio y reducción del tiempo de reacción.
  • Ansiedad, pensamientos paranoicos, pánico y vergüenza.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Náuseas y vómitos.

Así mismo, el consumo de cannabis genera efectos a largo plazo a aquellos que la consumen:

  • Bronquitis.
  • Disfunciones cerebrales y disminución del funcionamiento mental.
  • Ataques de pánico frecuentes.
  • Alucinaciones, paranoia e incluso psicosis.

Consecuencias de la adicción al cannabis:

Las consecuencias más comunes de la adicción al cannabis son los problemas sociales y familiares. Las personas con adicción al cannabis suelen sentirse culpables por el consumo de esta droga y porque suele generar dificultades en su entorno.

Los adictos al cannabis experimentan baja energía física y baja autoestima. Además suelen estar insatisfechos con sus niveles de productividad. Así mismo, presentan problemas de sueño, memoria y una falta general de insatisfacción con su vida. La mayoría de los adictos sienten y piensan que no pueden dejarlo y suelen experimentar sistemas de abstinencia si lo intentan.

Contacta con nuestros profesionales

 

¿Es peligroso fumar cannabis?

Existe la falsa creencia de que el cannabis es menos peligroso que otras drogas. Sin embargo, el consumo de cannabis es peligroso en especial para los adolescentes ya que su cerebro no está completamente desarrollado. Durante la adolescencia el consumo de cannabis provoca un mayor riesgo de desarrollar enfermedades mentales en la edad adulta, como la ansiedad, los trastornos psicóticos o depresión grave.

Un aspecto importante es que el cannabis que se consume en la actualidad tiene mayores niveles de thc (tetrahidrocannabinol), principal ingrediente psicoactivo de la marihuana. Algunos estudios actuales sugieren que fumar marihuana con altas dosis de THC puede implicar mayor riesgo de efectos negativos para la salud como ataques de pánico y psicosis. Así mismo, el consumo de esta sustancia duplica el riesgo de accidentes automovilísticos mortales y no mortales. Este riesgo se incrementa cuando además se ha consumido alcohol.

Es importante señalar también que el consumo de cannabis durante el embarazo puede reducir el tamaño del bebé y la exposición prenatal a esta sustancia puede conducir a un deterioro del rendimiento académico del niño.

¿Cómo detectar si mi hijo consume cannabis?

Existen algunos signos que nos pueden indicar que alguien está consumiendo marihuana. Es importante señalar que sólo se trata de indicios y que no implican que esté necesariamente consumiendo está sustancia. Algunos de estos indicios aparecen mientras duran los efectos del consumo y otros aparecen tras un consumo prolongado.

– Mirada perdida: el cannabis es una sustancia con efectos psicoactivos. Es habitual que los que la consumen tiendan a ensimismarse, manteniendo la mirada perdida.

– Enrojecimiento de los ojos: la conjuntivitis, el enrojecimiento de los ojos y una mirada más brillante y húmeda son posibles indicios del consumo de esta sustancia (o de otras drogas). También suelen presentar dilatación pupilar.

– Desinhibición: suele provocar cierta desinhibición en aquellos que consumen está sustancia permitiendo una mayor manifestación y expresión a nivel conductual y social.

– Insomnio: dificultades para la conciliación del sueño o despertares nocturnos.

Uso de incienso/ambientadores y consumo de chicles más frecuentes de lo habitual.

– Problemas de concentración y de memoria reciente.

– Estado de ánimo expansivo: cierto nivel de desinhibición, risas descontroladas y elevación del tono.

– Tos y problemas respiratorios.

– Descoordinación a nivel motriz.

– Paranoia o alucinaciones: puede provocar cambios en la percepción de la realidad e incluso alucinaciones o delirios.

Si tienes en cuenta estos signos te será más sencillo detectar si alguien de tu entorno fuma porros. En caso de que llegues a esa conclusión, conserva la calma y solicita ayuda psicológica especialmente si se trata de adolescentes. Desde Psicologia Monzó podemos ayudarte, no dudes en solicitar tu primera cita gratuita.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar