ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una reacción normal de nuestro organismo que se activa ante una amenaza o un peligro. La ansiedad se convierte en algo perjudicial para nuestro organismo cuando esta reacción se activa en situaciones habitualmente no amenazantes/peligrosas o se activa de manera persistente, interfiriendo en la vida diaria de la persona. Cuando esto sucede lo denominamos trastorno de ansiedad. 

Es importante que seamos conscientes que sentir ansiedad de modo ocasional es completamente normal. Sin embargo, aquellas personas con trastornos de ansiedad manifiestan con frecuencia preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones cotidianas. Es habitual que se presenten en episodios repetidos de ansiedad intensa y miedo o terror que alcanzan un máximo en una cuestión de minutos, a esto lo denominamos ataques de pánico. 

Estos sentimientos de ansiedad y pánico interfieren en las actividades diarias de la persona, resultándoles muy complicados gestionarlo. Son completamente desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden durar un largo periodo de tiempo. Es frecuente que la persona con el objetivo de prevenir esos sentimientos evite ciertos lugares o situaciones. Los síntomas pueden empezar en la infancia o adolescencia y continuar hasta la edad adulta. 

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Los signos y síntomas más frecuentes son los siguientes: 

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión. 
  • Sensación de peligro inminente o pánico. 
  • Respiración acelerada. 
  • Aumento del ritmo cardíaco. 
  • Sudoración. 
  • Sensación de debilidad o cansancio. 
  • Temblores. 
  • Problemas de concentración o pensar de forma constante en la preocupación actual. 
  • Problemas para conciliar o mantener el sueño. 
  • Problemas somáticos: problemas gastrointestinales, tensión muscular, etc.

Tipos de trastornos de la ansiedad

Existen diferentes trastornos de ansiedad los más comunes son los siguientes: 

  • Trastorno de ansiedad generalizada: las personas que lo experimentan se preocupan de forma constante por problemas comunes como la salud, su situación laboral, económica, sentimental o familiar. Sus preocupaciones son claramente excesivas y las experimentan prácticamente a diario. 
  • Trastorno de pánico: las personas con trastorno de pánico sufren ataques de pánico. Estos se manifiestan de forma repentina presentando la persona miedo intenso sin existir ningún peligro aparente. Los ataques se producen en cuestión de segundos y pueden durar varios minutos. 
  • Fobias: las personas con fobias tienen un miedo intenso a algo que representa poco o ningún peligro real. Por ejemplo, pueden manifestar miedo a las arañas, volar, ir a lugares concurridos o estar en situaciones sociales (a esta última la denominamos fobia social). 

Tratamientos para los trastornos de la ansiedad

El tratamiento psicológico es el tratamiento de primera elección para los trastornos de ansiedad. Desde Psicología Monzó trabajaremos mediante la terapia cognitivo-conductual en combinación con diferentes técnicas con el objetivo de que la persona aprenda a exponerse a aquellas situaciones que le provocan miedo y/o ansiedad. Trabajaremos las conductas de evitación, de tal manera que la persona irá comprobando que la ansiedad va disminuyendo sin tener que escapar de la situación. 

Trabajaremos de forma conjunta para conseguir cambios efectivos en la vida de la persona. De forma que la persona aprenda a relacionarse con su ansiedad. 

¿Qué beneficios tiene nuestra terapia?

Solicita ahora información sobre la terapia de ansiedad

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar