¿Cómo potenciar la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad del individuo de identificar y administrar sus propias emociones y las de los demás. Sin embargo, no todos tenemos esta habilidad en la misma medida. A lo largo del post vamos a explicar cómo podemos potenciar esta habilidad.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional?

La Inteligencia emocional es fundamental para formar, desarrollar y mantener relaciones personales cercanas. Y como parece lógico pensar, saber formar relaciones cercanas es esencial para todas las áreas de la vida del individuo. Piensa que a nadie le gusta tener relaciones con personas que son incapaces de establecer una conexión genuina.

Si crees que puedes ser una de esas personas que les cuesta crear vinculo con los demás piensa que es algo que puedes cambiar. La inteligencia emocional puede mejorar con la práctica.

Si bien es cierto que la capacidad para gestionar nuestras emociones y las de los demás no varía de forma excesiva a lo largo de nuestra vida. Según la evidencia científica, los factores más determinantes parecen ser la educación que recibimos, nuestros genes, y las experiencias infantiles.

Es necesario que tengamos en cuenta que podemos mejorar nuestra inteligencia emocional, pero para ello vamos a necesitar realizar cambios a nivel profundo y esto requiere tiempo y esfuerzo.

¿Qué vamos a lograr mediante el entrenamiento en inteligencia emocional?

  • Mejorar nuestras relaciones interpersonales.
  • Conocer nuestras emociones y conocer sus efectos. Es decir, vamos a aumentar nuestra auto-conciencia emocional.
  • Aprenderemos a automotivarnos.
  • Mejoraremos en nuestra regulación emocional.
  • Aumentaremos nuestro autocontrol.
  • Aumentaremos nuestra empatía.

Pilates de la inteligencia emocional:

Uno de los autores pioneros en el estudio de la Inteligencia emocional Mayer y Salovey (1990), proponen cuatro ramas de estadios por los que pasa la persona a lo largo de su vida:

  1. Percepción emocional:

La percepción emocional consiste en percibir, identificar, valorar y, finalmente expresar las emociones. Es decir, se trataría de la capacidad que nos permite detectar el material emotivo subyacente que percibimos de nuestro entorno y en nosotros mismos.

También encontraríamos en este punto la capacidad para expresar nuestras emociones y sentimientos de forma adecuada. Al igual que la capacidad para discernir entre expresiones emociones que consideramos verdaderas de aquellas que no lo son.

  • Facilitación emocional:

Las emociones que hemos vivenciado se integran en nuestro sistema cognitivo, modificando e influyendo en la información que guarda nuestro cerebro. Es decir, las emociones se “anclan” a determinados pensamientos, les dan prioridad frente a otros sin tanta carga emotiva de forma que dirigen los procesos atencionales hacia esa información.

Por ejemplo, cuando nos sentimos tranquilas y felices podemos observar nuestra vida desde una perspectiva optimista, planteándonos metas y objetivos apasionantes. Por el contrario, si nos sentimos tristes y/o enfadados podemos tener pensamientos más catastróficos hacia nuestro futuro o hacia nosotras mismas.

  • Comprensión emocional:

Supone analizar y comprender las emociones tanto propias como ajenas.

Tengamos en cuenta que las emociones se encuentran en la base de la comunicación humana. De forma que se establece una unión entre el “contenido” del mensaje y el del “contexto” en el que se da el mismo.

También haría referencia a la capacidad para etiquetar las emociones, al igual que para reconocer las relaciones entre las palabras (significantes) y la emoción o sentimiento que subyacen entre ellas (significados). Esta habilidad, requiere una interpretación de las emociones vivenciadas y/percibidas, pudiendo discriminar entre ellas y comprender aquellos sentimientos complejos que se dan en determinadas situaciones.

  • Regulación emocional:

Los autores consideran este estadio como la cúspide la inteligencia emocional. Nos proporciona una adecuada gestión de los procesos emocionales y los utilizamos para promover el conocimiento tanto racional como emotivo. Mediante esta habilidad podemos tomar distancia de las emociones cuando nos perjudican en un momento concreto o, en cambio, atraerlas y utilizarlas cuando consideramos que el momento lo requiere o dicho contexto nos permite expresarlas.

Estrategias para mejorar tu Inteligencia Emocional:

  • No niegues o intentes reprimir tus sentimientos. Focaliza tu atención en aceptarlos. Es fundamental que tengas en cuenta que no es “malo” sentir ira o rabia, lo que es importante es cómo expresas y gestionas estas emociones.
  • Trabaja en tus fortalezas y tus límites, así mejorarás tu autoconfianza y autoconocimiento.
  • Tomate tu tiempo para reflexionar sobre aquello que sientes e intenta averiguar cuáles son las causas de esas emociones.
  • Trabaja en no juzgar a los otros. Cuando vayas a realizar una crítica asegúrate de que va a ser constructiva.
  • Acepta los cambios como una parte intrínseca de tu vida. Aprende a adaptarte a ellos viéndolos como una oportunidad para crecer.
  • Busca aquellos pequeños detalles que te mantengan motivada para acercarte a tus objetivos. Refuérzate en aquellos pasos que vayas dando.
  • Presta atención a los sentimientos de los demás, e intenta comprenderlos. Esto va a hacer que los otros te perciban como una persona sensible y tolerante en la que pueden confiar.
  •  Aumenta tu vocabulario emocional. Un ejercicio que suelo mandar a mis pacientes es llevar un diario emocional, te ayudará a ampliar tu vocabulario y a aumentar tu conciencia emocional.
  • Presta atención a la imagen que tienen los demás de tus reacciones emocionales. En algunas ocasiones nos pueden proporcionar una visión alternativa de nuestras reacciones emocionales.
  • Trabaja en delimitar las emociones de la forma más concreta posible. Esto va hacer que puedas discernir entre los diferentes estados emocionales.

Recuerda que para mejorar tu inteligencia emocional puedes pedir ayuda a nivel profesional de forma que puedas crecer a nivel personal.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar