¿Cómo tratar a mi hijo adolescente?

 

La adolescencia  se caracteriza por ser una etapa de cambio y en ocasiones de rebeldía. Por ello, en muchas ocasiones puede resultar difícil para los padres gestionar la relación con hijos adolescentes.

Tenemos que tener en cuenta que durante esta etapa los adolescentes pueden experimentar cambios hormonales, situaciones de búsqueda de identidad y frustraciones que pueden determinar su conducta y su relación con los otros, en especial con sus padres. En numerosas ocasiones la relación con los padres ocasiona situaciones complejas y conflictos de gran intensidad, ya que los padres intentan controlar el comportamiento de sus hijos. La mayoría de los conflictos están relacionados con el deseo del adolescente de ser más independiente y vivir la vida a su manera.

La adolescencia es una etapa vital compleja.

Durante esta etapa los padres de hijos adolescentes pueden llegar a sentirse desbordados. Sin embargo, debemos recordar nuestra adolescencia y darnos cuenta cómo la relación con nuestros progenitores pasó por momentos tensos. Durante este momento vital empezamos a explorar nuevos horizontes y descubrimos que hay un mundo fuera de la familia. Esta etapa es clave para lograr la confianza suficiente, una buena autoestima, una personalidad fuerte, etc. Además, la opinión del grupo de iguales se vuelve fundamental en la vida del adolescente. Ya no es suficiente que la familia le acepte y apoye, necesita a su grupo de amigos.

Qué debo tener en cuenta para tratar a mi hijo adolescente.

 

Desde Psicología Monzó te mostramos una serie de consejos que te van a ayudar a relacionarte con tu hijo adolescente. Sabemos que ser padre de un adolescente es complicado, por ello te enumeramos unos aspectos que debes tener en cuenta.

⇒Intenta entender a tu hijo.

Sabemos que es fácil dejarse llevar por las emociones y entrar en conflictos cuando un hijo parece ir a la suya. Es fundamental que tengas en cuenta que las relaciones interpersonales con hijos de esta edad son complicadas. No se trata de ceder a sus deseos/caprichos, sino de tratar de entender la situación tal y como es. De esta manera podrás gestionar mejor los conflictos y tomar buenas decisiones.

Debes esforzarte por adoptar la perspectiva de tu hij@, y tener en cuenta todos los elementos que pueden estar influyendo en su manera de vivir la vida.

⇒Piensa cuando tú eras el adolescente.

Piensa en cómo eras tú durante la adolescencia. Para entender a tu hijo es importante que te pongas en su piel y pienses en cómo eras tú a su edad. Probablemente no fueseis igual, pero tampoco eras perfecto. La necesidad de independencia, el querer explorar, la búsqueda de identidad son comportamientos característicos de esta etapa que en la mayoría de las ocasiones pueden generar conflictos con los padres.

⇒ Respeta sus necesidades.

No adoptes una postura autoritaria. Siempre es mejor escuchar sus necesidades y llegar a acuerdos. Marca los límites y permítele ciertos niveles de independencia, sin pasar esos límites.

⇒ Comunícate con tu hijo.

La comunicación siempre es efectiva. Si tu hijo se siente respetado, querido y la comunicación fluye, encontrará en ti el apoyo que necesita para crecer.

⇒Escucha activamente.

En relación a la anterior, no se trata de “Oir” lo que dice, sino de escucharle tanto su lenguaje verbal como no verbal. Es el momento de estar al lado de tu hijo. Una de las cosas que escuchamos mucho en Psicología Monzó por parte de los adolescentes es que menosprecian la posibilidad de hablar con sus padres ya que sienten que no les entienden, y que no les escuchan activamente.

Conoce a nuestros profesionales

 

⇒Deja que cometa sus propios errores.

No seas un padre excesivamente protector. La experiencia puede ser una buena manera de aprender, ya que el impacto que tiene sobre nosotros puede marcarnos positivamente si sabemos analizar la situación y desarrollar nuestros propios recursos para no volver a cometer errores. En la medida de lo posible y siempre que no exista un gran riesgo para tu hijo, deja que experimente.

A pesar de que la adolescencia es una etapa de rebeldía, hay jóvenes que pueden llegar a no respetar las normas y a comportarse de forma muy inadecuada. Es fundamental que ante los primeros comportamientos que te parezcan como padre fuera de lo normal contactes con un profesional. En Psicología Monzó somos especialistas en el tratamiento de adolescentes, no dudes en escribirnos para que podamos asesorarte.

 En el vídeo podéis obtener más información acerca de señales de alarma de una posible depresión adolescente. No dudes en visualizarlo y escribirme si tienes dudas. En psicologos las Rozas queremos ayudarte.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar