Comportamientos en personas felices

Las “personas felices” tienen formas de pensar y de actuar muy concretas. Sus actos, su actitud positiva respecto a los demás y a la vida en general, les ayuda a mantener un estado de felicidad más duradero. Pero, ¿podemos identificar cómo interpretan el mundo estas personas? ¿hay algunos hábitos que nos ayuden a ser felices?

Los hábitos de las personas felices:

Hay algunas estrategias sencillas que podemos introducirlas en nuestras rutinas que aumentaran nuestra felicidad. La mayoría de cosas son sencillas y podemos introducirlas sin mayores problemas en nuestra vida cotidiana. Es fundamental que seamos conscientes de que no se trata de cambiar de la noche a la mañana, pero sí de que seamos conscientes de algunas cosas, que quizás no les prestamos suficiente atención.

  • Sé quieren a sí mismos:

Para ser feliz, hay que quererse a uno mismo. Es fundamental  aprender a quererse a uno mismo. Aquellos individuos felices, tienen un autoconocimiento de sí mismo mayor, se quieren tal y como son.

  • Quieren a otros:

Suena a tópico pero “el amor mueve el mundo”. Tratar a las personas cercanas con cariño, compasión y respeto, es la base de nuestra felicidad. Es decir, mostrando amor hacia los tuyos, ocasionará que éstos te lo devuelvan. Recuerda: las emociones positivas son contagiosas.

  • Se tratan con cariño:

Cuando alguien se quiere a sí mismo se trata con cariño. Es decir, aquellas personas felices no son duras consigo mismas. Son conscientes de que todo el mundo comete errores. Recuerda: tratarse con cariño es básico para ser feliz. Cuando uno no está bien emocionalmente, es imposible quererse a uno mismo.

  • Son personas soñadoras:

Las personas felices tienen objetivos, metas y deseos por los que luchar. Muestran motivación para seguir creciendo y peleando por conseguir sus objetivos. Ahora bien, esos objetivos son realistas, ya que de lo contrario, las metas irrealistas ocasionan sentimientos de infelicidad.

  • Eligen sus amigos con mucha sabiduría:

Es necesario elegir tu círculo de amigos con responsabilidad. Es decir, si no te gusta la actitud de alguien, no quedes con esa persona. Recuerda: rodearte de personas positivas que compartan tus valores, aficiones y objetivos va a aumentar tu felicidad. Es fundamental tener cerca personas que te aporten cosas positivas.

  • Centran su atención en el futuro y en el presente:

Las personas felices crean su presente de sus sueños futuros, es decir, emplean mucho tiempo aprendiendo nuevas habilidades y estrategias para sentirse desarrollados. Como hemos comentado, tienen metas y crean un plan para conseguirlas. Son realistas con su plan de acción para conseguir esas metas y viven en el presente. Disfrutan cada momento en su totalidad.

  • Hacen lo que les gusta:

Numerosos estudios refieren que hasta el 80% de las personas no hacen lo que les gusta, especialmente si hablamos de trabajo. Con estos datos, no es de extrañar que haya tanta gente infeliz. Dado que pasamos mucho tiempo trabajando ¿Por qué no elegir un trabajo que nos llene?

Conoce a nuestros profesionales

Además, las personas felices dedican tiempo en realizar y practicar aquellas actividades que les enriquecen.

  • Aceptan lo que no pueden cambiar:

No malgastan su tiempo y energía en las situaciones que no pueden controlar. Conocen y aceptan los límites, por tanto, no se recrean en aquellas cosas que no pueden cambiar.

  • Son agradecidos:

Muestran una actitud de gratitud hacia los demás y hacia sí mismas. Tienen mucha habilidad en ver el “lado bueno de las cosas” y no son duros consigo mismo cuando fracasan.

  • Son proactivos:

Muestran control y responsabilidad consciente sobre su propia vida. Su actitud proactiva les ayuda a no dejar de trabajar para lograr sus metas.

  • Tienen hábitos saludables:

Suelen practicar deporte y tener una alimentación equilibrada. . Esto les ayuda a estar en mejor condición física, previene el estrés, ayuda a dormir mejor, a estar más concentrados, etc.

  • No culpan a los demás por sus problemas:

Suelen salir de su zona de confort y analizan la situación de manera realista y asumen su parte de responsabilidad cuando la tienen. Esto les ayuda a seguir mejorando como personas.

  • Perdonan:

Perdonan a los demás y se perdonan a ellos mismos. No es posible ser feliz siendo rencoroso. Así mismo, aprender a perdonarse a uno mismo es fundamental, ya que todos cometemos errores.

  • Muestran sentido del humor:

Buscan momentos divertidos y situaciones que les permitan reírse. El humor libera serotonina y endorfinas relacionados con la felicidad. Recuerda: tomarse la vida con sentido del humor te ayudará a ver los días malos como superables.

  • Convierten la envidia y los celos en energía positiva:

Todos en algún momento hemos sentido envidia o celos. Sin embargo, las personas felices tienen la habilidad de convertir esos sentimientos en energía positiva para seguir creciendo ellos.

Desde Psicología Monzó puedo ayudarte a que integres en tu vida estos comportamientos y puedas crecer a nivel personal. Si quieres sacar lo mejor de ti no dudes en escribirme.

 

 

 

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba