Conductas de riesgo en adolescentes.

Afrontar las conductas de riesgo en la adolescencia es un tema que puede producirse siempre que conozcamos el origen de estos comportamientos y llevemos a cabos ciertas pautas a la hora de relacionarnos con los adolescentes.

 Entendemos por conductas de riesgo aquellas que conllevan una excitación fisiológica placentera inmediata pero que se asocian a resultados indeseables, como por ejemplo: el consumo de sustancias, el comportamiento antisocial como robar, mantener relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos, la conducción temeraria, etc.

¿Qué son las conductas de riesgo?

Es fundamental entender los mecanismos cognitivos que llevan a los adolescentes a asumir ciertas conductas de riesgo. Suelen ser interpretaciones mayoritariamente erróneas que aparecen de forma espontánea ante diferentes situaciones y que son aceptadas como verdaderas. Estas, al mismo tiempo, les suelen llevar a sentir emociones desagradables que perjudican su salud, sus relaciones interpersonales y el bienestar emocional del adolescente.

Así pues, aprender a identificar los pensamientos automáticos erróneos o distorsiones cognitivas va a permitir al adolescente que alcance un mayor bienestar. Esta es una de las principales tareas que llevamos a cabo en la intervención psicoterapéutica desde Psicologia Monzó.

Conoce a nuestros profesionales

 

Conductas de riesgo en adolescentes:

El sector más sensible a las influencias del entorno son los adolescentes. Ya que se encuentran en una etapa decisiva en la adquisición y consolidación de los estilos de vida, ya que se reafirman algunas tendencias comportamentales adquiridas en la infancia y se incorporan otras nuevas provenientes de dichos entornos de influencia.

Por ello, durante la adolescencia se pueden iniciar una amplia gama de conductas de riesgo que afectan a la salud biopsicosocial del adolescente. Es fundamental, que hijos y padres, consulten con un profesional en caso de ser necesario. En Psicología Monzó podemos valorar si tus hijos están llevando a cabo conductas de riesgo.

Principales conductas de riesgo en los adolescentes:

A continuación os muestro algunas de las conductas de riesgo más comunes en la adolescencia:

  • Consumo de drogas: en especial alcohol, tabaco y marihuana. El contacto de los jóvenes con las drogas aparece cada vez de forma más temprana. Es importante conocer que el abuso de alcohol en la adolescencia se relaciona con problemas de salud, fracaso escolar, relaciones sexuales sin protección, problemas legales, alteraciones afectivas e incluso el consumo de otras drogas.
  • Fracaso escolar: y absentismo escolar ocasionan en los menores dificultades en su crecimiento personal y social.
  • Conducta antisocial: los menores manifiestan conductas antisociales que se caracterizan, por presentar conductas agresivas, robos, provocación de incendios, vandalismo, y, en general quebrantamiento de las normas. Cuando los niños se convierten en adolescentes y adultos, sus problemas suelen continuar en forma de conducta criminal, alcoholismo, dificultad de adaptación manifiesta en el trabajo, afectaciones psiquiátricas graves, dificultad de adaptación en la familia y problemas interpersonales.
  • Relaciones sexuales precoces y sin medidas de protección: habitualmente iniciamos nuestra vida sexual durante la adolescencia. El número de abortos en esta etapa según algunos estudios supera los 2,5 millones. Estas elevadas cifras parecen estar relacionadas con una iniciación sexual más precoz, mayor número de parejas sexuales y el no uso del preservativo o de otras medidas anticonceptivas.
  • Trastornos de la alimentación: la aparición de trastornos como la Anorexia Nerviosa y la Bulimia Nerviosa es mayor en la adolescencia. Esto se debe a la magnitud de cambios biológicos, psicológicos y a la redefinición del papel social en esta etapa de la vida, que está asociada al culto a la belleza. Estos trastornos se asocian a conductas de riesgo como el suicidio, las autolesiones y problemas graves de salud que pueden llegar a la muerte.

El rol de la familia:

La familia cumple un papel primordial en el desarrollo de sus integrantes. Es un escenario constante de modelos de conducta, transmite valores y normas de convivencia. Por todo ello, los modelos parentales y de otros adultos significativos en la vida del adolescente desempeñan un papel transcendental, ya que ejercen una importante influencia en el desarrollo de los hábitos de vida, de la expresión de afectos, de la forma en relacionarnos con los demás, de resolver conflictos o de desarrollar conductas de autocuidado.

Por este motivo, el trabajo con los padres, será en todos los casos uno de los pilares de nuestro tratamiento. Debido a que la adolescencia es una etapa en la que se producen muchos cambios a nivel emocional, físico, mental y social la ayuda psicológica proporcionará al adolescente la facilitación de comprensión y adquisición de esos cambios.

Si crees que tu hijo adolescente presenta algunas de estas conductas contacta con nuestros psicologos para adolescentes en Majadahonda. Desde Psicologia Monzo podemos ayudarte, el tratamiento precoz de estas conductas es fundamental.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar