Coronavirus y profesionales sanitarios: consecuencias emocionales.

Nuestro Sistema de Salud sigue trabajando incansablemente ante los volúmenes de trabajo que ha generado la crisis del Covid 19. Los Hospitales y centros de salud están trabajando al 200% de su capacidad para atender a todos esos pacientes afectados por esta pandemia. Los profesionales sanitarios están expuestos a un ritmo frenético que puede traer consigo consecuencias perjudiciales para su salud física y emocional.

Vivimos en una crisis sanitaria en toda regla, pero no debemos olvidarnos de nosotros mismos. Durante estas semanas le insistía a mis pacientes sanitarios de la necesidad de autocuidado. Tengamos en cuenta que vivís en un momento de incertidumbre y estrés enormes. Por ello, cuidarnos a nosotros mismos y ayudar a otros a autocuidarse nos ayuda a mantener una buena disposición anímica.

Estresores comunes en personal sanitario:

 

  1. Presiones de tiempo, tengamos en cuenta que este estresor aparece especialmente cuando está en riesgo la vida de la persona.
  2. Sobrecarga de responsabilidad: a las demandas mentales, emocionales y físicas.
  3. Áreas de trabajo de alta presión: por ejemplo, es común altos niveles de estrés en aquellos especialistas que trabajan en las áreas de triage.
  4. Preocupación por los recursos limitados.

Existen otras situaciones de estrés que los profesionales sanitarios deben gestionar: el riesgo a la infección, la exposición continuada a escenas de sufrimiento intensas, gran estrés en las zonas de atención directa, proporcionar apoyo y confort emocional a los enfermos y familiares, dilemas éticos y morales que obligan a tomar decisiones complejas.  Otros estresores hacen referencia al tipo de tareas que realizan como cuidar, atender y curar bajo situaciones de desbordamiento.

Reacciones psicológicas normales

 

  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Somatizaciones: cefaleas, contracturas musculares, problemas digestivos.
  • Emociones: miedo, inseguridad, irritabilidad, tristeza, culpa por “no poder hacer más”.
  • Bloqueos “mente en blanco” y dificultad para retener información.
  • Deseo de evitar la situación crítica vs sobreimplicación.
  • Pensamientos y conversaciones recurrentes sobre la situación dentro y fuera del ámbito laboral.
  • Sensación de incredulidad.

Recomendaciones para cuidar tu salud emocional

 

  • Busca un momento para comer, descansar y relajarte, aunque sea durante breves periodos de tiempo.
  • Acepta tus limitaciones. Vas a tener momentos de cansancio físico y/o mental.
  • Reduce el consumo de alcohol, cafeína y nicotina.
  • Piensa en qué fortalezas personales te han ayudado en otras situaciones complicadas y ponlas en práctica.
  • Reconoce la ayuda que estás proporcionando.
  • Comparte tu experiencia con tus compañeros.
  • Cuando llegues a casa trata de desconectar y realizar actividades de autocuidado personal.
  • Mantén el contacto con tus familiares y amigos.
  • Pide ayuda antes de estar desbordado

¿Cuándo pedir ayuda?

 

  • Sientes que tu rendimiento laboral se está viendo o se va a ver afectado.
  • Te sientes desconectado de tus propias emociones.
  • Tienes dificultades para regular tus emociones: ansiedad, tristeza, frustración, ira…
  • Estás durmiendo mal.
  • Tu apetito se ha visto afectado (tienes mucha hambre o apenas tienes apetito).
  • No puedes dejar de pensar en la situación. Lo vives como pensamientos intrusivos ya que aparecen incluso cuando quieres descansar.

Trastorno de estrés Postraumático

 

La pandemia de coronavirus que está obligando a todos los profesionales sanitarios estén sacando todas sus fuerzas les lleva a una presión tremenda como hemos comentado. Está presión asistencial que están sufriendo y la sensación de impotencia les pueden acabar generando el síndrome de estrés postraumático.

Para ello, me parece importantísimo que nos adelantemos a este problema y podamos tratar desde YA las situaciones a los que se enfrentan los profesionales sanitarios por este Covid-19.

Está demostrado que el riesgo de sufrir estrés postraumático aumenta según la exposición a la que se enfrenten a ese estímulo de estrés. Como hemos comentado, además de ese desbordamiento asistencial los profesionales sanitarios también tienes emociones de impotencia, culpa, tristeza, rabia, etc que es fundamental gestionar.

El otro día una paciente me comentaba que se le están quedando grabadas en la mente imágenes muy complicadas. Este hecho podrá ser afrontado por cada profesional de manera diferente, es decir, habrá algunos que necesiten ayuda psicológica y otros que con el apoyo familiar o por su forma de ser podrán superar lo con mayor facilidad.

¿Cómo evitar las secuelas emocionales a medio y largo plazo?

Este sobresfuerzo que están realizando los profesionales sanitarios puede tener consecuencias emocionales o psicológicas a medio o largo plazo.

Bajo mi punto de vista, no todos estos profesionales van a necesitar terapia psicológica pero si muchos de ellos. Es decir, la terapia psicológica una vez finalice la epidemia será un elemento importante de acompañamiento para aquellos que la necesiten.

Recuerda: cuídate para poder cuidar.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar