Cuando el miedo me agobia: trastorno de pánico.

https://youtu.be/WB50qNoVwBQ

¿Tienes ataques repentinos de ansiedad y temor abrumador que te duran varios minutos? Sientes que el corazón te late rápidamente, empiezas a sudar y sientes como si no pudieses respirar o pensar. ¿Te ocurren estos ataques en momentos impredecibles sin ningún factor desencadenante obvio, llenándote de inquietud de que pudiese ocurrir en otro momento?

Si es así, puede que tengas un tipo de trastorno de ansiedad que denominamos trastorno de pánico. Si no tratamos este problema puede disminuir tu calidad de vida, ya que te va a ocasionar numerosos temores y problemas emocionales que afectaran a otras áreas de tu vida. En este post te cuento todo lo que debes saber sobre el trastorno de pánico.

¿Qué es el Trastorno de Pánico?

Se trata de un problema psicológico con manifestaciones físicas y psíquicas que consiste en la aparición, sin causa aparente, de dos o más crisis de pánico. Después de sufrir la crisis, las personas siente temor de que vuelva a repetirse esos síntomas o que le provoquen consecuencias catastróficas, como volverse loco, perder el control o sufrir un infarto.

Las personas con trastorno de pánico (TP) presentan sentimientos de terror repentinos que se repiten de forma impredecible. Muchas personas describen el día y la hora en la que ocurrió el ataque y recuerdan todo tipo de detalles (por ejemplo, el lugar en el que ocurrió, la ropa que levaban, etc). Es habitual que ante la intensidad de las manifestaciones físicas las personas acudan a los servicios de urgencia.

¿Qué son las Crisis de Pánico?

Es la aparición repentina de miedo o malestar intenso, que se acompaña de por lo menos cuatro de los siguientes síntomas:

  1. Palpitaciones o taquicardia.
  2. Sudoración.
  3. Temblores o sacudidas.
  4. Sensación de ahogo.
  5. Opresión o malestar en el pecho.
  6. Nauseas o molestias abdominales.
  7. Inestabilidad, sensación de desmayo o mareo.
  8. Sensación de irrealidad o de estar separado del propio cuerpo.
  9. Miedo a perder el control o volverse loco.
  10. Miedo a morir.
  11. Escalofríos o sofocaciones.

Es habitual que la máxima intensidad se presente dentro de los primeros diez minutos, si bien el malestar puede durar más tiempo, en algunos casos incluso horas.

¿Qué has sentido mientras tenías la crisis de pánico?

“Un día sin ningún motivo aparente la ansiedad se me vino encima. Sentía que no podía respirar, intentaba inhalar y exhalar y no podía. Mi corazón iba a mil y sentía que se me iba a salir del pecho. Pensaba que me estaba dando un infarto, que me iba a morir. Estaba completamente sudada y mareada, llegue a vomitar. Sentía que me estaba ahogando y que no tenía control sobre mis emociones y que no podía pensar con claridad. Creo que sólo duró unos minutos, que me parecieron horas. No sé cómo poco a poco mi respiración volvió a la normalidad. Me sentía agotada. Estos ataques empezaron a ocurrir cada vez e forma más frecuente, pensaba que me estaba volviendo loca y que era incapaz de controlar mis pensamientos y emociones. Lo compartí con una compañera del trabajo que me recomendó acudir a un psicólogo”.

 

¿Qué causa el Trastorno de Pánico?

Los investigadores han descubierto que hay algunas partes del cerebro y ciertos procesos biológicos que tienen un papel fundamental en el miedo y la ansiedad. También sabemos que las personas que padecen este problema malinterpretan sus sensaciones corporales como amenazas. Cuando estas personas van aprendiendo cómo funciona el cerebro y el cuerpo aprenden a reinterpretar esas sensaciones. Sin embargo, no tenemos claro cuál es la causa pero podemos identificar algunos factores de riesgo:

  • Antecedentes familiares de ataques de pánico o trastorno de pánico.
  • Factores de estrés importante en la vida, como la muerte o una enfermedad grave de un ser querido.
  • El consumo de tabaco o cafeína en exceso.
  • Antecedentes de maltrato físico o abuso sexual en la niñez.
  • Un suceso traumático, como una agresión sexual o un accidente grave.
  • Cambios importantes en la vida, como un divorcio o la incorporación de un bebé a la familia.

Prevención:

Aunque no tenemos una forma segura de evitar los ataques de pánico o el trastorno de pánico podemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Buscar tratamiento para los ataques de pánico en el momento en el que aparecen. Cuanto antes busques ayuda e inicies tratamiento vas a evitar que los síntomas empeoren o estos ataques se vuelvan más frecuentes.
  • Cumple con el plan de tratamiento. De esta forma evitaras las recaídas o el agravamiento de los síntomas.
  • Haz actividad física regularmente. Va a contribuir a protegerte de la ansiedad.

Posibles complicaciones:

Si no se tratan, los ataques y el trastorno de pánico pueden llegar a afectar a todas las áreas de tu vida. Es habitual que la persona llegue a tener tanto miedo de que vuelva a suceder el ataque de pánico que viven en un estado constante de miedo, lo que acaba afectando a todas las esferas de su vida.

Algunas de las complicaciones que solemos encontrar en consulta son las siguientes:

  • Atención médica frecuente por preocupaciones de salud y otras enfermedades.
  • Rechazo a situaciones sociales.
  • Manifestación de fobias específicas, como miedo a conducir o salir de casa.
  • Problemas laborales, académicos, personales, etc.
  • Riesgo elevado de suicidio y/o pensamientos suicidas.
  • Consumo inadecuado de alcohol u otras sustancias.
  • Problemas económicos.
  • Depresión, trastorno de ansiedad y otros problemas emocionales.

Es común que para algunas personas, el trastorno de pánico acabe conduciendo a un problema de agorafobia, que consiste en evitar los lugares o situaciones que provocan ansiedad por miedo a no ser capaz de escapar u obtener ayuda si sufres un ataque de pánico. Llegan a volverse completamente dependientes de otras personas para salir de casa.

En el video te cuento el tratamiento que realizamos en Psicología Monzó con personas que padecen este problema. No dudes en escribirme si te surgen dudas. Y además, recuerda que puedes solicitar tu primera cita gratuita de valoración.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar