El poder del Autoconocimiento

Vivimos en un mundo en constante movimiento. Siempre hay nuevas tendencias, nuevos modelos, nuevas circunstancias e intentamos estar al día con todos ellas. Esto nos mantienen constantemente ocupadas intentando no quedarnos atrás. En numerosas ocasiones me encuentro en consulta personas que están centradas en esta vorágine y que se olvidan de la expresión “lo urgente no deja tiempo para lo importante”.

¿Qué es el Autoconocimiento?

El Autoconocimiento es básicamente la reflexión y/o introspección. Es decir, se trataría de conectarte con tu yo y empezar a invertir tiempo en conocerte. Empezaría por preguntarte “¿Quién soy?”, esta pregunta va a ayudarte a tomar conciencia sobre ti, a reflexionar acerca de quién eres.

El autoconocimiento es un proceso lento, pero que va a tener consecuencias muy beneficiosas para ti. Cuando eres capaz de saber que invertir tu tiempo en conocerte te va a traer muchas consecuencias positivas todo el proceso lo vas a vivir como un aprendizaje continuo y placentero. Ten en cuenta que es normal avanzar y retroceder.

Es importante que te centres en preguntas que te ayuden a enfocarte ya que si te enfocas en preguntas incorrectas o enjuiciadoras, lo más probable es que no te ayude a crecer y a seguir desarrollándote.

En definitiva, el autoconocimiento es el conocimiento de uno mismo. Va a ayudarte a crecer a nivel personal en los siguientes aspectos:

  • Te va a ayudar a comprender tus estados emocionales y a aceptarlos.
  • Te va a ayudar a tomar decisiones en consonancia contigo misma.
  • Te va a ayudar a gestionar tus estados emocionales de forma que no dominen tu vida.
  • Te va a enseñar a sentirte bien contigo misma. Vas a sentirte independiente y vas a dirigir tus acciones en base a tus propios objetivos.

¿Cómo puedo mejorar mi Autoconocimiento?

Existen algunos puntos de partida por los que puedes empezar a reflexionar. Te dejo algunos de ellos para que puedas empezar por este maravilloso proyecto personal.

  • Valores: son aquellos principios que te representan, sueños, ideales y aspiraciones. Una vez sabes esto, estaría fenomenal que pienses qué valores te definen, con qué valores te sientes a gusto y cuáles quieres cambiar.
  • Competencias: es la forma en la que utilizas todos tus recursos para resolver una determinada circunstancia. ¿Cuáles son tus competencias? ¿Qué eres capaz de hacer?, tus competencias van de la mano con el conocimiento que tengas, con tus habilidades personales. Recuerda la diferencia entre: conocimiento (es lo que sabes), habilidades (el saber hacer) y las actitudes (el querer hacer).

Ten en cuenta que identificar las competencias no es algo sencillo. Algo que puede ayudarte es reflexionar acerca del conjunto de aprendizajes que has ido acumulando a lo largo de tu vida: formación, experiencias vitales, experiencias laborales, etc.

  • Visión: es un punto fundamental cuando empiezas este proceso de crecimiento. La visión es una fuente de inspiración, proyecta aquello que quieres en tu vida ya que esto te va a ayudar a mantener el enfoque en los momentos difíciles. Tener esta visión clara te va a ayudar a mantenerte motivada. Algunas preguntas que pueden ayudarte son:“¿Dónde me veo en tres y seis meses? ¿Dónde me veo en un año y en tres?”, “¿Cómo es una vida feliz para mi?”.
  • Gestión emocional: hago referencia a la inteligencia emocional. Es decir, aquellas competencias emocionales que te caracterizan, la capacidad de autoconocimiento, tu autocontrol, tu nivel de empatía, tus habilidades sociales, etc. Recuerda que este aspecto es algo que podemos mantener en constante mejora. Es decir, además de mejorar nuestra expresión de emociones también vamos a poder distinguir la de las personas de nuestro alrededor.
  • Preferencias: piensa en aquello que eliges cuando tienes diferentes alternativas que eres capaz de identificar. Las prioridades son preferencias, lo que valoras por encima de todas las cosas. Puedes reflexionar con las siguientes preguntas: “¿Qué me gusta hacer?”, “¿Qué me hace sentir más a gusto?”, “¿Por qué disfruto de estas actividades?”, “¿Con quién me gusta disfrutar de mi tiempo libre?”.

Beneficios del Autoconocimiento:

¿Qué vas a conseguir cuando desarrolles este proceso?

  • Vas a reconocer tus emociones y saber qué factores las activan.
  • Vas a cuestionarte tus creencias limitantes.
  • Vas a convertir tus problemas en experiencias de las que puedas aprender.
  • Vas a identificar los valores que guían tu vida y tus objetivos personales.
  • Vas a comprender los vínculos que existen entre lo que sientes, dices y haces.
  • Vas a desarrollar mayor confianza en ti misma.
  • Lograrás mayor autocontrol.
  • Vas a permanecer en calma y equilibrio en momentos complicados.
  • Lograrás mayor capacidad de autocritica.
  • Mantendrás una actitud más positiva en tu día a día.
  • Lograrás mayor flexibilidad de pensamiento.

Es importante que seamos consciente que mediante la terapia psicológica vas a conseguir todo este proceso trabajando también el malestar que generan ciertos cambios. Recordemos que la terapia psicológica es beneficiosa en cualquier circunstancia y que no es únicamente para aquellas personas con enfermedades mentales.

 

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba