La importancia de detectar un trastorno de la conducta alimenticia a tiempo

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) forman un grupo de problemas mentales que se caracterizan por una conducta alterada respecto a la ingesta alimentaria y pensamientos erróneos en referencia a la dieta, peso e imagen corporal. Estas cogniciones y conductas alteradas ocasionan en las personas que lo padecen graves problemas físicos, psicológicos y sociales.

Los TCA son patologías de origen multifactorial, es decir, intervienen factores genéticos, biológicos, psicológicos y socioculturales. Mayoritariamente solemos detectar estos problemas en la adolescencia y en mujeres. Es común que la anorexia, bulimia y trastorno por atracón se detecte entre los 13 y los 17 años.

A pesar de que se trata de enfermedades graves pueden remitir si se detectan de forma precoz y se realiza un tratamiento multidisciplinar y psicoterapéutico adecuado. Debemos de ser conscientes que los trastornos alimentarios se consideran un problema de salud pública por su elevada incidencia, especialmente entre los jóvenes.

Los trastornos alimentarios tienen características comunes, entre ellas podemos encontrar: miedo a engordar y ser rechazado, alteración del peso, obsesión por la silueta e imagen corporal..

Además, las personas con estos problemas suelen presentar una excesiva dependencia en la valoración de los demás que les provoca graves alteraciones en la conducta alimenticia y en la vida afectiva. La relación con su cuerpo y con la comida se convierte en una forma de controlar, aliviar o expresar esas emociones que no saben gestionar.

Es habitual que estas personas no tengan conciencia sobre su problema, y por ello, presentan escasa motivación para recuperarse. Por ello, es fundamental que la familia se muestre implicada en el tratamiento ya que suele ser largo y complejo.

Conoce a nuestros profesionales

 

El principal objetivo del tratamiento y de la prevención seria: restablecimiento fisco, desarrollo de la autoestima y manejo de sus emociones.

La detección precoz de estos problemas mejora el pronóstico. Ya que el tiempo de evolución de la enfermedad y la intervención temprana ayuda a prevenir el desarrollo de un cuadro completo y grave.

En Psicologos Las Rozas expertos en trastornos alimenticios nuestro principal objetivo es acompañar al paciente en la consecución de un proyecto de vida lejos de la enfermedad. Para ello, es fundamental centrarnos en la recuperación física, psicológica y social de la persona. En este sentido, es muy importante la detección precoz, la adhesión al tratamiento, la implicación familiar en la terapia y un seguimiento individualizado para prevenir posibles recaídas.

Así mismo, es imprescindible que tengamos en cuenta que los trastornos alimentarios presentados durante la adolescencia presentan desafíos importantes. Por ello, es fundamental que sean detectados lo antes posibles y atendidos por profesionales con el objetivo de evitar la cronicidad y las consecuencias en el desarrollo biopsicosocial del adolescente que lo presenta.

En Psicologia Las Rozas podemos asesorarte sobre tu caso particular, no dudes en contactarnos para obtener más información.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba