¿Por qué es tan difícil salir de una relación tóxica?

Las relaciones tóxicas afectan a la autoestima y la salud de sus miembros, provocan sentimientos de infelicidad e insatisfacción. Pero a pesar de ese sufrimiento, es muy difícil salir de ellas. En este post, te voy a contar qué son las relaciones tóxicas y algunas claves para salir de ellas.

Amor sano vs Relación tóxica

Existen dos tipos de relaciones, las relaciones sanas que tendrían como característica fundamental el ganar-ganar. Y las relaciones toxicas que son del tipo perder-perder. Evidentemente no existen relaciones idílicas y perfectas en las que todo sea ganar-ganar.

Es importante que tengamos en cuenta que el amor no es sufrimiento. Es decir, una relación de pareja que te quita más de lo que te aporta y te lleva a vivir en una tensión permanente no es una relación saludable.  El riesgo fundamental de estas relaciones es que roban mucha energía y la persona acaba encerrada en sí misma y en la relación. Dado que acaban compartiendo muy poco tiempo con amigos y familiares pierden la objetividad para valorar la situación que están padeciendo. Hay que tener claro que es un amor que no se disfruta, sino que se sufre por los efectos negativos que se produce.

El problema fundamental que existe en las relaciones toxicas y por lo que es tan difícil salir, tiene que ver con la confusión que experimentan ambos de la relación. Es decir, este perder-perder como un perder-ganar. Una parte importante del problema es que ninguno logra ver ni experimentar que ninguno obtiene una ganancia. No son capaces de ver que ambos están perdiendo con la manipulación, la descalificación, los comentarios hirientes y la privación de la libertad al otro se vive como si solo uno perdiera, el lado débil (la victima) y el otro ganara (el fuerte).

 

Características de una relación tóxica:

Las relaciones tóxicas son aquellas que no nos hacen sentir bien, nos impiden pensar con claridad, nos dominan, nos ocasionan incertidumbre y temor. La pareja “tóxica” suele mentir, manipular, herir, menospreciar, abusar y acosar. La persona que vive en una relación tóxica, suele tener las siguientes experiencias:

  • La persona que está en una relación tóxica siente rechazo y miedo. Llegando a tener que medir sus palabras y actos para no perturbar al otro, ya que si no llega a ser amenazado con el abandono o el fin de la relación.
  • No vive tranquila, existe un hipercontrol hacia la pareja porque existe desconfianza. En algunas ocasiones justificada por los actos del otro ya que la infidelidad suele ser una realidad.
  • Elevada ansiedad y tristeza en su vida, que compensa con algún momento de felicidad (suelen ser muy pocos en comparación con los malos, aunque intenta justificárselos a sí misma y a los de su alrededor).
  • Vive en un estado de alarma constante.
  • Sienten que están “locas” puesto que su pareja así se lo hace ver. Se suele caer en explosiones de tristeza o rabia a los que el otro responde atacando con que “estás loc@”. Sin embargo, estás “explosiones” son ocasionadas por actividades de su pareja que realmente son dignas de cierta desconfianza.
  • Es incapaz de autorregularse. Es decir, necesita al otro para ser feliz y vive en una montaña rusa emocional dado que su bienestar y felicidad depende de cómo le trate su pareja.
  • Siente que da más de lo que recibe, por lo que constantemente tiene el sentimiento de no ser amado.

¿Por qué permanezco en una relación tóxica?

Existen algunas características comunes que hace que las parejas involucradas en una relación tóxica no puedan poner fin:

  1. Esperanza de que algo cambie: el sentimiento de esperanza es positivo en numerosos contextos, pero llevado al extremo puede resultar poco saludable. Es decir, cuando vivimos un amor tóxico la persona vive a la espera de que el otro cambie por arte de magia.
  2. Estereotipos románticos: vivimos en una cultura de romanticismo (en gran parte por las películas y las medias naranjas), que la soledad puede percibirse como un desengaño frente a la dependencia emocional que está en la base de un vínculo insano.
  3. Miedo: miedo a la soledad, miedo al qué dirán los demás, miedo a la propia fragilidad emocional, temor al cambio… pueden influir en permanecer en relaciones insanas.
  4. Baja autoestima: una de las consecuencias principales de las relaciones tóxicas es que el amor propio queda completamente debilitado por lo que esto también influye en la hora de tomar decisiones.
  5. Chantajes: una de las características principales de las relaciones tóxicas son los patrones emocionales que se establecen entre los miembros: el victimismo, el control, la manipulación y los chantajes emocionales coartan la libertad de la “victima” y le impiden tomar decisiones saludables.

¿Cómo romper una relación tóxica?

Existen algunas claves que pueden ayudarte a salir de una relación tóxica:

  • No normalices esa situación: recuerda qué era para ti un “amor feliz” y observa en qué punto te encuentras en tu relación. Sin duda es importante que comprendas que vas a ser más feliz disfrutando de tu soledad que en una relación que te hace sentir aislado, triste, ansioso, etc.
  • Rompe con la tendencia del aislamiento: es importante que compartas cómo te sientes con tu circulo cercano (amigos y familiares), seguro que ellos son capaces de acompañarte en tus emociones.
  • No te dejes atrapar: el amor de una persona no solo se muestra a través de la consistencia de sus palabras sino con la coherencia de sus acciones y su actitud hacia ti (y hacia los demás).
  • Toma tú la decisión de poner fin a la relación: piensa en ti y en tu bienestar, cuídate mucho. Empieza por alejarte de una relación que te está ocasionando sufrimiento.
  • Intenta pensar qué le dirías a otra persona que estuviese pasando por tu situación: esto te permite reflexionar con cierta distancia.
  • No conviertas el cariño con una excusa para seguir en la relación: el amor no lo puede todo. Es decir, aunque tengas la sensación de sentir algo especial por esa persona vivir sufriendo no es una opción.
  • Pide ayuda profesional: el acompañamiento psicológico en estos momentos puede ser fundamental. Mediante la terapia vas a poder cuidar y trabajar en tu autoestima, curar las heridas y tomar las decisiones que te ayuden a tener bienestar en tu vida.
Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar