¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad se puede manifestar de diferentes formas pero con un mismo estado emocional: el individuo tiene la sensación de amenaza y peligro unida al sentimiento de indefensión y vulnerabilidad.

La sensación de amenaza puede provenir de diferentes situaciones cotidianas: miedo a una ruptura sentimental, a no ser capaz de aprobar los exámenes, a no tener amigos, a perder el trabajo, a no encontrar pareja, etc.

Es importante que conozcamos los tres componentes, modos o sistema de respuesta de la ansiedad:

  • Cognitivo: este componente está relacionado con la experiencia interna del individuo. Incluye variables relacionadas con la percepción y evaluación de los estímulos y estados asociados con la ansiedad (por ejemplo, experiencias de miedo, pánico, preocupación, etc).
  • Somático: se produce un incremento en la actividad de nuestro Sistema Nervioso Autónomo como consecuencia, se producen cambios externos (tensión muscular, sudoración, dilatación pupilar, temblores, etc) e internos (aceleración cardiaca y respiratoria, etc). La experiencia subjetiva de estos cambios es percibida por el individuo de forma molesta y desagradable, contribuyendo a conformar el estado subjetivo de ansiedad.
  • Conductual: hace referencia a las respuestas del individuo ante la sensación de amenaza o peligro. Por ejemplo, las respuestas de escape o evitación.

Si estás experimentando ansiedad ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Aprende a cambiar los pensamientos negativos: el pensar de forma constante en algo negativo nos genera activación y sensación de ansiedad. Debemos aprender a identificar los pensamientos negativos que suelen ser automáticos y poco conscientes.
  • Aprende a aceptar la ansiedad: es importante que tengamos en cuenta que luchar contra la ansiedad genera más ansiedad. Para ello es fundamental que la persona se exponga a las sensaciones corporales de la ansiedad, prestándole atención y no juzgando esas sensaciones como buenas o malas.

Mediante la terapia aprenderás a manejar tu ansiedad y a afrontar tus miedos. Adquiriendo mayor control sobre tus emociones de manera que podrás vivir una vida plena.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba