¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una de las cinco enfermedades psiquiátricas más frecuentes y está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las 20 enfermedades más discapacitantes. Se trata de un problema neurológico que se traduce en un trastorno de ansiedad que se caracteriza por pensamientos obsesivos, es decir, ideas fijas recurrentes y persistentes que generan inquietud, temor, ansiedad o aprensión.

Estas ideas obsesivas, se suelen expresar de múltiples maneras y se viven con sentimientos contrarios a ellas. Además, pueden generar conductas compulsivas con el fin de calmar la ansiedad que generan y que se transforman en rituales o reacciones exageradas de resistencia a las propias ideas obsesivas.

En definitiva, las personas que padecen TOC suelen intentar detener o ignorar sus obsesiones. Pero eso solo hace que aumente la angustia y la ansiedad. Por ello, sienten la necesidad de realizar actos compulsivos para aliviar ese estrés. A pesar de los esfuerzos en ignorar o eliminar los pensamientos o las necesidades que les molestan, vuelven a ellos una y otra vez. Esto ocasiona un comportamiento ritualista: el circulo vicioso del TOC.

El TOC suele manifestarse durante la infancia o la adolescencia. Su evolución suele ser progresiva, aunque puede aparecer de forma repentina ante una situación estresante que actúa como desencadenante.

Conoce a nuestros profesionales

Síntomas de la obsesión:

Las obsesiones del TOC son pensamientos, impulsos, o imágenes repetidos, persistentes e indeseados que resultan invasivos y provocan angustia o ansiedad.

Los temas más comunes que encontramos en consulta son los siguientes:

  • Temor a contaminarse.
  • Necesidad de simetría.
  • Escrupulosidad/religiosidad excesiva.
  • Temor a causar daños a otros o a que le pase algo a los padres, familia, etc.
  • Ideas agresivas o de contenido sexual.
  • Pensamientos “prohibidos”.
  • Necesidad de decir o confesar.

Síntomas de la compulsión:

Las compulsiones del TOC son comportamientos repetitivos que te sientes obligado a cumplir. Estos comportamientos repetitivos o actos mentales tienen como objetivo prevenir o reducir la ansiedad relacionada con tus obsesiones o evitar que suceda algo malo. Sin embargo, es fundamental que la persona que padece TOC sea consciente que involucrarse en las compulsiones no genera placer y puede aliviar la ansiedad solo temporalmente.

Las compulsiones más comunes que solemos encontrar en consulta son las siguientes:

  • Lavado y limpieza.
  • Verificación: asegurarse de haber cerrado la puerta, el agua, las luces, etc.
  • Recuento: contar objetos hasta un determinado número.
  • Respetar rutinas estrictas.
  • Exigir garantías.
  • Repetir una acción hasta hacerla “bien”.
  • Tocar.
  • Acumular: no poder tirar nada.
  • Rezar.

Otros síntomas:

Hay otra serie de síntomas que se traducen en actitudes concretas que recogen numerosas guías clínicas:

  • Intolerancia a la incertidumbre: la persona tiene dificultades para afrontar situaciones inesperadas o desenvolverse en situaciones ambiguas. Intenta que todo esté bajo control.
  • Perfeccionismo: no se tolera errores. Revisa las cosas una y otra vez.
  • Sobreestimación de la amenaza: se magnifica la probabilidad de que ocurra una catástrofe.
  • Rigidez de ideas: tiene ideas inamovibles. No atiende a ninguna argumentación para modificarlas. Es su manera de adquirir seguridad.
  • Responsabilidad excesiva: se construyen reglas y esquemas de conducta basados en la responsabilidad de hacer siempre lo correcto.
  • Importancia de controlar los propios pensamientos: necesitan controlar los pensamientos de modo que no pueda pensar en determinadas cosas.
  • Creencias sobre la importancia de los pensamientos: se magnifica la importancia de los propios pensamientos y especialmente de su significado, que no es otro que el que él mismo le atribuye.

En definitiva, hay una diferencia significativa entre ser perfeccionista (por ejemplo, alguien que se exige buenos resultados) y tener TOC. Los pensamientos de las personas que tienen TOC resultan excesivos sobre problemas reales de la vida.

Subtipos de TOC:

Podemos diferenciar ocho tipos:

  • Lavadores y limpiadores: sus principales obsesiones son relacionadas con la contaminación a través de determinados objetos o situaciones.
  • Verificadores: inspeccionan de manera excesiva con el objetivo de evitar que ocurra una catástrofe.
  • Ordenadores: exigen que las cosas que les rodean estén colocadas de acuerdo a determinadas pautas rigidas, incluyendo distribuciones simétricas.
  • Repetidores: realizan acciones repetitivas.
  • Ritualizadores mentales: acostumbran a apelar a pensamientos o imágenes repetitivas con el objetivo de contrarrestar su ansiedad provocadora de ideas o imágenes, que constituyen las obsesiones.
  • Acumuladores: coleccionan objetos sin valor de los que les es imposible desprenderse.
  • Sexuales: consiste en pensamientos sexuales recurrentes.
  • Atormentados y obsesivos puros: experimentan pensamientos negativos reiterados que resultan incontrolables y muy perturbadores.

La psicoterapia ayuda al paciente a identificar su problema. En terapia individual el paciente aprenderá a enfrentarse deliberada y voluntariamente al objeto o la idea que teme. Al mismo tiempo, la persona aprenderá a evitar sus rituales mediante herramientas que le proporcionará el terapeuta. En Psicologia Monzó somos especialistas en trabajar estos síntomas. No dudes en escribirnos si crees que puedes tener TOC para que podamos ayudarte.

 

 

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar