¿Qué es la Hipocondría? ¿En qué te puede ayudar la terapia psicológica?

En los últimos años observamos un aumento considerable de los casos de hipocondría en consulta. Resulta curioso ya que vivimos en mundo en el que diariamente hay avances médicos, así como más medios tecnológicos para el diagnóstico de enfermedades y más esperanza de vida. Sin embargo, como os decía los casos de hipocondría aumentan de forma considerable.

Pero… ¿qué es la hipocondría? Se trata de un trastorno de ansiedad. Las personas con este problema se muestran preocupadas por su salud de forma continua, se observan e interpretan cualquier señal o cambio en el cuerpo que les pueda confirmar que padecen una grave enfermedad.  Están constantemente preocupadas y se muestran convencidas de que están enfermas. Además, viven en un estado de alerta que les lleva a inspeccionar minuciosamente su cuerpo. Llegan a realizarse todo tipo de pruebas médicas para que les encuentren esa enfermedad que creen tener. Cuando acuden al médico se muestran tranquilos un corto periodo de tiempo ya que de nuevo la preocupación les vuelve a atrapar.

Cómo identificar la Hipocondría:

 

Las personas que padecen este problema suelen mostrar los siguientes síntomas:

  • Preocupación y miedo por creer que se padece una enfermedad grave, a través de la interpretación personal de sintomatología somática.
  • Está preocupación continúa presente incluso después de exploraciones y explicaciones médicas adecuadas.
  • No se trata de preocupaciones o miedos delirantes, y estás preocupaciones no se limitan al aspecto físico de la persona.
  • Las preocupaciones causan grave malestar sobre la persona que ocasiona deterioro a nivel social y/o laboral.

Cómo se construye la Hipocondría:

 

Desde Psicología Monzó analizamos todo lo que la persona hace para “salir” de su problema que en vez de solucionarlo lo agrava. Es decir, se trata de una serie de comportamientos ineficaces que si se reiteran en un marco temporal corto pueden llevar a transformar un problema en una patología. Existen una serie de comportamientos que destacan en las personas con hipocondría, algunos de ellos son:

  • Escuchan y controlan las señales de su cuerpo de forma continua: estas personas miran hacia dentro de forma obsesiva. Ese exceso de control hacia su cuerpo acaba produciéndoles angustia. Además, el exceso de control acaba con pérdidas de control.

Contacta con nuestros profesionales

 

  • Se someten de forma habitual a controles y pruebas médicas: habéis escuchado la frase “quien busca encuentra”? Inicialmente, realizar exámenes médicos como medida de prevención puede tranquilizarles. Sin embargo, cuando está conducta se perpetua en el tiempo les causa miedo y estrés. Diferentes estudios señalan que las personas hipocondriacas acaban muy estresados contra la lucha constante de cualquier micro sensación que finalmente acaban disminuyendo sus defensas inmunitarias. Y si esto llega a ocurrir, acaban siendo artífices de eso que les ocasiona tanto miedo.

  • Mirar de forma obsesiva Internet o leer sobre enfermedades: la información nos proporciona poder y nos da la sensación de tener el control. Por ello, inicialmente eso les ocasiona tranquilidad pero, luego esta fuente de información se acaba convirtiendo en una fuente de dudas e inseguridad. Esto les ocasiona no parar de dar vueltas sobre la misma fijación de forma obsesiva.
  • Hablar con los demás del problema: hablar de sus preocupaciones y síntomas que perciben como señales de enfermedad les amplifica la preocupación. Es habitual también, que las personas intenten tranquilizarlos proporcionándoles más información y ocasione el efecto contrario que es que tengan más dudas. Es decir, acaban no pudiendo salir de un círculo vicioso que les genera cada vez más malestar.

¿Cómo puedo ayudar a mi familiar qué padece Hipocondría?

 

No es fácil convivir al lado de una persona que la vemos sufrir porque cualquier signo en el cuerpo le puede hacer interpretar que puede ser signo de una grave enfermedad. A continuación, voy a darte algunas recomendaciones que les hago a familiares o amigos cercanos:

  • Animad a vuestro familiar a pedir ayuda psicológica. Podéis incluso acompañarle a nuestra primera cita gratuita de asesoramiento.
  • Intentad no responder a sus dudas ya que le provocan mucha inseguridad. Por ejemplo, “¿Crees que tendré algo grave?”, “¿Crees qué esto puede ser X…?”. Este tipo de preguntas es fundamental que evitéis responderlas debido a que al no ser médicos y no tener los medios para hacer las pruebas necesarias no podéis darle una respuesta correcta. Esto le provocará más inseguridad y más dudas.
  • Evitad continuamente hablar de ese tema.
  • Evitad darle información tranquilizadora ya que esto le va a calmar en un primer momento pero esto acaba produciéndole más dudas para seguir dándole vueltas a ese tema.

En Psicología Monzó podemos ayudarte solicitando tu primera cita gratuita donde podremos asesorarte acerca de la terapia individual más adecuada para ti. Además, en el video vas a poder obtener información acerca del tratamiento de las personas con Hipocondría que realizamos en nuestra consulta. Puedes escribirme para qué te resuelva si te surge alguna duda.

 

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba