Trastornos de Conducta

problemas de conducta

Numerosos adolescentes sufren problemas de conducta. Los más habituales son el TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad), el trastorno disocial y el trastorno negativista-desafiante.

Los problemas de comportamiento en adolescentes son más comunes entre los varones y se suelen presentar sobre los 13 a 16 años.

Los problemas de conducta en adolescentes se han convertido en la principal demanda de atención de terapia individual. Existen una serie de factores de riesgo que han precipitado el aumento de este tipo de problemas entre los adolescentes:

  • Bajo rendimiento académico.
  • Escasa tolerancia al malestar o a la frustración.
  • Perdida del valor de las figuras de autoridad. Tanto por parte de padres, profesores, fuerzas de seguridad del estado, etc.
  • Familias desbordadas por los problemas conductuales de sus hijos adolescentes.
  • Abuso de sustancias por parte de los adolescentes.
  • Elevada impulsividad por parte del individuo.
  • Aparición temprana de comportamientos agresivos.

Es fundamental que tengamos en cuenta que los problemas de conducta de los adolescentes se pueden manifestar de dos formas. La primera de ellas, de forma internalizante con la aparición de síntomas depresivos o ansiosos. Y la segunda de ellas, externalizante es decir, con conductas agresivas o desafiantes.

Los problemas de comportamiento en los adolescentes suelen evolucionar lentamente. Pero hay señales que nos indican que algo no va bien: pero rendimiento académico, irritabilidad y/o agresividad, pérdida de amistades, descuido de su imagen personal, comportamientos extraños que antes no se habían dado, etc. Además muestran una serie de síntomas que hacen que podamos decir que es un problema: agresión hacia personas o animales, intimidación, acoso, destrucción de objetos, robos, violación seria de normas, etc.

El tratamiento incluirá al adolescente y su familia, le ayudaremos a expresar y controlar sus emociones de forma apropiada. El adolescente aprenderá a establecer nuevas actitudes y patrones de comportamiento.

Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp