Sueño

sueño

El insomnio es el trastorno del sueño en el que la persona ve reducida su capacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Dependiendo del momento en el que se presente podemos diferenciar dos tipos:

  • Insomnio de inicio: problemas para conciliar el sueño en menos de 30 minutos.
  • Insomnio de mantenimiento: la persona no puede mantener el sueño durante la noche y se producen despertares de más de 30 minutos de duración o despertando definitivamente de manera precoz consiguiendo un tiempo de sueño escaso.

Por otra parte, según el tiempo de evolución del problema se pueden dividir en:

  • Transitorio: si la duración del insomnio se produce en un corto periodo de tiempo (menor a un mes).
  • Crónico: si el problema se prolonga más de seis meses.

Además, de las dificultades para dormir las personas con insomnio presentan otras consecuencias que se manifiestan a lo largo del día como: cansancio, irritabilidad, debilidad y lentitud para procesar la información o los estímulos externos. La falta de sueño también provoca otros efectos negativos sobre nuestro organismo: niveles de azúcar elevados, aumento de peso, disminución de la líbido, deterioro de la piel, falta de memoria, depresión, menor rendimiento académico/laboral, e irritabilidad.

El tratamiento está indicado para aquellos que tienen problemas para conciliar el sueño. Si te despiertas constantemente durante la noche o tienes un despertar temprano; si el hecho de no dormir afecta a tu vida cotidiana es muy recomendable iniciar este tipo de tratamiento.

Mediante este procedimiento psicológico entrenarás y pondrás en marcha las estrategias necesarias para mejorar tu calidad y cantidad de sueño. En el tratamiento tendremos en cuenta tres áreas importantes: los pensamientos, las emociones y el comportamiento. De esta manera, observarás una mejora en tu ciclo sueño-vigilia.

Debemos tener en cuenta que los seres humanos pasamos de media un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo tanto, el sueño es una de las fases importantes para mantener un equilibrio fisiológico, psicológico y emocional. Por ello, es importante dormir las horas necesarias, la media recomendable es de siete horas y media al día.

Si tienes problemas para conciliar o mantener el sueño, consúltanos. En Psicologos Las Rozas queremos ayudarte.

Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp