plato-redondo-cinta-metrica-dentro-tenedor-cuchillo-sobre-fondo-azul_79075-4865

El Trastorno por Atracón es un trastorno de la conducta alimentaria (TCA), como la Anorexia y la Bulimia. A diferencia de estas últimas, es más frecuente entre la población, ya que afecta a entre el 1 y el 4% de esta. Respecto a la edad en contraposición a la Anorexia y la Bulimia, el rango es más amplio ya que va desde la adolescencia hasta la mediana edad.

El trastorno por Atracón tiene en común con la bulimia el impulso irrefrenable por comer, pero no se imponen las conductas extremas de control del peso. Es decir, las personas no se autoprovocan el vómito, no practican ejercicio intenso, no utilizan laxantes o diuréticos, etc. Sin embargo, el malestar corporal y la obsesión por la comida y el peso están presentes en su día a día.

Es habitual que las personas que padecen este problema muestren poca conciencia respecto al mismo. Por lo que recurren a intentos disfunciones para solucionar el problema: dietas fallidas, control del peso en la báscula, control excesivo sobre la comida, etc. Este problema genera graves consecuencias en la persona con emociones muy intensas de culpa y vergüenza. Es habitual que la persona esconda estos comportamientos lo que hace que les cueste pedir ayuda.

¿Cuáles son los signos y síntomas del trastorno por atracón?

  • Recurrentes episodios de ingesta compulsiva objetiva. Es decir, se caracterizan por cantidades que claramente son superiores a las que la mayoría de las personas ingieren.
  • Los atracones tienen las siguientes características: comer mucho más rápido de lo normal, la persona come hasta sentirse desagradablemente llena, en ocasiones ingiere comida sin hambre, es habitual que realice la conducta en solitario por vergüenza.
  • La persona se siente disgustada consigo misma tras el episodio, sintiendo tristeza y vergüenza. Así como, malestar intenso.
  • Los atracones se producen al menos una vez por semana, durante mínimo tres meses.
  • No aparecen conductas compensatorias como en la bulimia.

Señales de alarma trastorno por atracón:

 Existen algunas señales de alarma que pueden estar relacionadas con la existencia de un trastorno por atracón:

  • Aspectos relacionados con la alimentación: uso de dietas en numerosas ocasiones muy restrictivas, que nunca llegan a ser exitosas. Muestra constante preocupación llegando a mostrarse obsesiva por todo lo relacionado con la alimentación (por ejemplo, mirar calorías, preferencia de comer sola, encontrar excusas para saltarse comidas, comer rápido, etc).
  • Aspectos relacionados con la imagen corporal: las personas no suelen estar a gusto con su imagen física por lo que llevan a cabo una serie de conductas evitativas por vergüenza, culpa y/o miedo al rechazo (por ejemplo, no ir a la playa por no ponerse bañador, vestir con ropa ancha, etc).
  • Aspectos relacionados con el peso: ganancia de peso no justificada por la dieta que la persona está siguiendo pudiendo existir en algunos casos vómitos autoinducidos o periodos de ayuno.
  • Aspectos relacionados con el comportamiento: insatisfacción personal constante, cambios frecuentes de humor, estado de ánimo deprimido e irritable e incluso tendencia al aislamiento social.

Acudir a terapia psicológica especializada en trastornos de la conducta alimenticia va a dotar a la persona de mayor conocimiento acerca del Trastorno por Atracón. A través de la terapia psicológica la persona trabajará sus hábitos alimentarios, educación emocional y dotación de recursos para gestionar y resolver sus conflictos.

Desde Psicología Monzó podemos ayudarte mediante tratamientos especializamos en Trastornos de la Conducta Alimentaria. No dudes en contactar.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Contactar ahora

Ir arriba