¿Cómo detectar un Trastorno de la conducta alimentaria en mi hija adolescente?

La causa de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) es multifactorial. Entre los principales factores para su formación podríamos destacar: factores biológicos-genéticos, factores de vulnerabilidad, características psicológicas, estresores ambientales y aspectos socioculturales.

Sin embargo, en la actualidad los psicologos especialistas en trastornos alimenticios en Las Rozas, aún no tenemos claro el peso específico de cada factor.

Los TCA suelen iniciarse en la adolescencia. Si bien cada vez vamos observando una mayor frecuencia de inicio en la edad adulta e infantil (prepuberal). También es más común en las chicas aunque su frecuencia en el sexo masculino ha aumentado en los últimos años.

Principales factores de riesgo:

  • Factores biológicos: comúnmente denominado “vulnerabilidad familiar”. Diferentes estudios realizados en familias muestran una mayor frecuencia de TCA entre los familiares de personas con TCA.
  • Factores psicológicos: los estudios muestran diferentes rasgos de personalidad predominantes en personas con TCA, entre ellos destacarían: personalidad con excesiva rigidez, perfeccionismo, retraimiento social, autoexogencia, baja autoestima. también suelen presentar una historia personal de dificultades alimentarias.
  • Factores socioculturales: los estudios identifican la relación entre TCA y modelos familiares de sobreprotección, rigidez y exigencia. También destacan poca capacidad para gestionar conflictos. Así mismo, destacan los factores culturales relacionados con el culto al cuerpo y con un ideal de belleza excesivamente delgado. Por otro lado, la influencia de la moda y de los medios de comunicación y el impacto de las redes sociales parece que son factores que influyen de forma considerable en los jóvenes.
  • Acontecimientos vitales potencialmente estresantes: se han relacionado abusos sexuales y/o físicos en la infancia, críticas respecto al físico y antecedentes de crisis vitales.

Señales de alarma que nos pueden hacer sospechar que existe un TCA:

Las señales de alarma son aquellos comportamientos que pueden estar relacionados con la existencia de un trastorno de la conducta alimentaria (TCA).  Sin embargo, no se tratan de criterios diagnósticos por ello la persona debe ser evaluada por un especialista.

Estas señales pueden ayudarte a identificar la presencia de problemas alimentarios y acudir a un profesional de forma precoz. Iniciar el tratamiento en los primeros estadios de la enfermedad es un buen indicador de la recuperación.

Contacta con nuestros profesionales

 

A continuación vamos a enumerar algunas señales de alarma que contamos a los padres de adolescentes.

  1. En relación con el PESO:
  • Pérdida de peso injustificada.
  • Fallo en el crecimiento normal esperado para su edad.
  • Cambios de peso bruscos.
  • Práctica de ejercicio físico de forma desmesurada con el objetivo de bajar de peso.
  • Vómito autoinducido.
  • Miedo y rechazo exagerado al sobrepeso.
  • Amenorrea: desaparición del ciclo menstrual durante 3 meses consecutivos como mínimo.
  • Consumo de laxantes y diuréticos.
  • Otros síntomas físicos debidos a la desnutrición: sequedad de la piel, frio en las manos y pues, palidez, mareos, caída de cabello, estreñimiento, hirsutismo o lanugo (forma de pelo o vello corporal muy fino, que crece como aislante de la piel por razón de ausencia de grasa).

  1. En relación a la ALIMENTACIÓN:
  • Estado de preocupación constante por la comida.
  • Utilización de dietas restrictivas de forma injustifiicada.
  • Sentimientos de culpa por haber comido.
  • Interés exagerado por la forma de cocinar.
  • Comportamientos en las ingestas “extraños”: comer de pie, velocidad excesiva en la ingesta, etc.
  • Evitar situaciones sociales en las que se realizan ingestas (Por ejemplo, comidas familiares).
  • Ir al wc después de cada comida.
  • Aumento de la frecuencia y cantidad de tiempo que está en el wc.
  • Encontrar grandes cantidades de restos de comida (por ejemplo, envoltorios) en su habitación y/o basura.
  • Encontrar comida escondida en su habitación.
  1. En relación a la IMAGEN CORPORAL:
  • Intentos de esconder el cuerpo con ropa ancha.
  • Percepción errónea de su cuerpo.
  1. En relación a su COMPORTAMIENTO:
  • Aislamiento progresivo de sus familiares y amigos.
  • Alteración del rendimiento académico.
  • Dificultades de concentración.
  • Aumento de la irritabilidad, llegando incluso a mostrarse agresiva.
  • Aparición de mentiras y comportamientos de manipulación.
  • Estado de ánimo depresivo y/o ansioso.
  • Baja autoestima.
  • Impulsividad.
  • Inestabilidad emocional.

En caso de que familiares, amigos y/o profesores observen alguna de estas señales de “alarma” es importante que reflexionen si se trata de un cambio significativo del funcionamiento normal de esa persona. Tras esta reflexión, es importante que se acuda a un especialista lo más pronto posible para que esté pueda evaluar la presencia de un posible TCA.

Desde Psicología Monzó consideramos fundamental una intervención precoz especializada. Dado que los TCA son problemas comunes en la adolescencia en nuestro blog encontrarás más información acerca de estos problemas: anorexia, bulimia y trastorno por atracón. En estos post encontrarás información específica de cada uno de estos problemas. Así mismo, recordarte que puedes solicitar una primera cita gratuita para que podamos valorar tu caso. Recuerda que son problemas de salud grave que requieren de tratamiento especializado.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios
Ir arriba